Desde el pasado mes de enero funciona en el colegio un taller de psicomotricidad. Esta disciplina está relacionada con el desarrollo psíquico que se fortalece en la persona por medio del movimiento y forma la base fundamental tanto para el desarrollo de la inteligencia como para la vida emocional.

El Departamento de Orientación de Andel aprovecha las ventajas de este tipo de trabajo facilitando la maduración en la adquisición de aprendizajes. Algunos ejemplos de cómo trabajamos los diferentes parámetros psicomotores y de su influencia en el aprendizaje son los siguientes:

  • El sujeto y el movimiento: mejora la postura y el tono muscular.
  • Espacio: mejora la organización que hace el niño de su cuerpo en el espacio.
  • Tiempo: Es la duración de la vivencia del movimiento, es decir, cuánto tiempo utiliza el sujeto los espacios de la sala; está relacionado con la etapa evolutiva, o edad madurativa que presenta.
  • Relación (con los objetos, con los otros y con uno mismo).

Es importante observar los objetos que utiliza el niño, cómo los utiliza y con quién. El niño en relación con sus compañeros (actitud y relación ante el juego) y la relación con el adulto. Y en relación a uno mismo, se tiene en cuenta su espacio personal.

Solicita información