Para que una excursión sea un éxito, no es necesario hacer cosas muy rebuscadas. A veces basta un plan sencillo, un poco de reciedumbre, ganas de pasarlo bien… y un buen bocadillo. Como hicieron los de 5º y 6º en La Maliciosa.

 

Solicita información