*Vídeo realizado por Gonzalo García Olmeda

 

Campo de trabajo y voluntariado realizado por alumnos de 1º y 2º de Bachillerato del 9 al 17 de Junio del año 2018 en Tánger (Marruecos). En Tánger nos alojamos en el colegio Casa Riera, gestionado por monjas y situado a 100 metros de la céntrica plaza “9 de Abril”. Nuestra labor de ayuda consistió en cuidar y pasear a los chicos con problemas mentales de los Hermanos de la Cruz Blanca, a cuidar niños pequeños en la guardería de las Hermanas de Calcuta y a realizar labores campesinas en la Granja Escuela “Darna”. Aparte de ayudar, también hicimos turismo por Tánger, visitamos Tetuán y Assilah y tomamos olas en la playa de las grutas de Hércules. Fue una experiencia muy interesante en la que te choca profundamente la diferencia cultural de un país situado a solamente 14 km de Europa.

Crónica de un viaje inolvidable

Sábado 9 de junio

Salimos, muy puntuales desde Andel. El viaje en las tres furgonetas ha sido muy agradable y llegamos perfectamente a tiempo a Algeciras. Los trámites aduaneros han sido largos y pesados pero por fin conseguimos embarcar en el ferry. La primera sorpresa es que con el cambio de huso horario hemos ganado dos horas: ¡por fin un horario racional, ajustado de verdad al sol…! Con este cambio, “llegamos a Tánger antes de haber salido de Algeciras”. Tras superar el tráfico de Tánger, con alguna dificultad llegamos a nuestra residencia, cenamos y disfrutamos del fresco de la noche en la terraza. Es Ramadán. La vida es nocturna. La casa en que vivimos está en pleno Zoco Chico: es todo muy pintoresco. Los quince voluntarios están impacientes y llenos de preguntas.

Domingo 10 de junio Después de asistir a la Santa Misa y de desayunar, vamos a conocer al hermano José, que es quien lleva el hospital de la Cruz Blanca. Nos enteramos de qué necesitan de nosotros, en qué podemos ayudar, y agradece muchísimo las medicinas y material médico que hemos traído gracias a las donaciones de las familias de Andel. Como es domingo, el ritmo es un poco diferente y dedicamos el resto de la mañana a pasear por Tánger: saludamos al obispo en la catedral, bajamos a ver el puerto y la playa… Por la tarde hemos roto el hielo con los chicos minusválidos con los que vamos a pasar estos días. Hemos pasado un buen rato en la azotea con ellos y con un cachorro de perro San Bernardo. Antes, el hermano José nos ha contado qué se hace en este centro y qué espera de nosotros. También hemos visitado a la madre Ludovica, que nos espera mañana para ayudarle en su labor con niños pequeños.

Lunes 11 de junio

Con la salmodia del almuédano retumbando por las callejas de la medina con minúscula, que anuncia el fin del ayuno, vamos a contaros lo que ha dado de sí este primer día laborable en Tánger. Álvaro Medina con mayúscula junto con Peter, Pablo y Marcos han estado ayudando a las misioneras de la caridad. Primero hemos quitado las alfombras de la capilla (no tienen asientos) y después las han sacudido rompiendo solamente un palo de escoba. El resto de la mañana para ese grupo ha sido cuidar y entretener a niños abandonados menores de 3 años. El resto de los grupos se ha dedicado a pasear a los chicos con parálisis cerebral por las calles de Tánger. Estaban muy emocionados porque los pobres chavales llevaban un mes sin salir (los internos, los nuestros también estaban emocionados, pero de otra manera porque asusta ir por estas calles atestadas con unos chicos que todo lo tocan y todo lo cogen…). La aventura ha sido bastante agotadora. Sobre todo, uno de ellos que iba en silla de ruedas, se lo ha pasado estupendamente pero Paco que lo empujaba ha hecho deporte para un mes. Algunos valientes han bajado a la playa a bañarse en el tiempo libre que tenemos después de comer, otros han dado un paseo y agotado las camisetas de la selección alemana. Hay fotos por ahí. Por la tarde otro grupo ha estado un rato con los niños pequeños y el resto ha seguido acompañando a los chicos mayores enfermos. A las 6.30, liderados por D. Miguel Ángel nos hemos ido de paseo por una zona preciosa de la medina, digamos que el barrio bueno. Y allí hemos contemplado la puesta del sol con la cantinela del almuédano retumbando en los oídos.

Martes 12 de junio

El horario que seguimos aquí es muy sencillo: desayuno a las 8, comida a la 1 y cena a las 8. Antes del desayuno, el que lo desea puede ir a misa. La mañana ha transcurrido con toda normalidad excepto que Pablo, Miguel, Álvaro y Marcos han perpetrado almóndigas en la cocina. Menos mal que los comensales no son muy exigentes. Por la tarde hemos ido a visitar una granja escuela en la que mañana trabajará un grupo de nosotros. Y después hemos estrenado el océano Atlántico y sus olas. Hemos coincidido con un futbolista del Alcorcón, ya ves tú. La verdadera aventura, en la que nos jugamos el tipo, es el tráfico de Tánger. A medida que se acerca la puesta de sol y pueden comer, la ciudad despierta y se pone en marcha.

Miércoles 13 de junio

Hemos estrenado destino. 8 valientes se han ido a cavar a una granja escuela para chicos con pocos recursos. Dos horas cavando. Ha sido duro.. El resto, como siempre, nos hemos dividido en dos: unos a ayudar a las madres de Calcuta y los de la Cruz blanca hoy han hecho camas, croquetas y una ensalada de pasta, además de doblar cientos de vendas. La la hemos dedicado al turismo. A una hora de coche hemos visitado Asilah, una ciudad preciosa como podéis ver en las fotos. Por las noches después de cenar solemos tener una tertulia en la azotea de nuestra casa en la que cada uno cuenta sus aventuras del día. Es un momento estupendo y se nota que nos lo estamos pasando muy bien. Además he de decir que estos chicos están trabajando mucho y bien Mañana, excursión de todo el día a Tetuán porque el viernes es la fiesta más grande del año islámico: se celebra el fin del Ramadán.

Jueves 14 de junio

La excursión a Tetuán ha sido magnífica. Primero, en el ensanche, hemos visto los edificios de la época del Protectorado. Hay un balcón que podéis ver en las fotos en que tras las maderas se puede apreciar el mosaico con el escudo de España de la época. 3 horas hemos pasado dentro de la medina con minúscula haciendo compras, regateando y viviendo alguna aventura muy divertida pero que no me atrevo a poner por escrito. Se ha comprobado que los alumnos de Andel saben regatear (y reconocer cuándo les han timado). Todos tienen muchas anécdotas de este día de compras. Después de comer en la playa nos hemos dado prisa en volver a Tánger porque el tráfico aquí es indescriptible y nunca sabes a qué te expones. Mañana es la gran fiesta del fin del Ramadán. Todo estará cerrado y nadie trabaja. Nosotros sí. Iremos a ayudar al hermano José y a la granja escuela.

Viernes 15 de junio

Lo reseñable de hoy, la gran fiesta del país porque ha acabado el Ramadán, es que la ciudad cambia radicalmente. Hoy estaba todo cerrado y la gente de fiesta. Nosotros hemos conseguido que trabaje un grupo en la granja. Los demás no han podido porque hay más voluntarios/as en Tánger que enfermos durante estos días. Hemos comido de barbacoa y por la tarde nos hemos ido a ver el partido de España a diferentes sitios. Sigue el gran ambiente. La verdad es que nos lo estamos pasando muy bien. Y además muy contentos al saber los buenos resultados de la selectividad.

Domingo, 17 de junio

Tras un último día de trabajo y preparativos para la vuelta, el domingo a primerísima hora hemos emprendido el viaje de vuelta. Hemos llegado con tiempo para no tener problemas en el embarque en el ferry.  Atrás dejamos las tierras africanas que tan hospitalariamente nos han acogido durante estos inolvidables ocho días. El viaje en furgoneta, ya en la península, se hace duro. Pero todo el esfuerzo realizado, también este último atracón de kilómetros, ha merecido la pena. La recogida de los equipajes del maletero de los vehículos es un auténtico diario gráfico de la expedición: los recuerdos que hemos comprado, la ropa, incluso las tablas de surf, nos transportan una vez más en el espacio y en el tiempo.

Ha sido una experiencia inolvidable. Sin duda, volveremos: hemos dejado atrás grandes recuerdos y muy buenos amigos.

Solicita información